Baithaka

Asociación sin ánimo de lucro

Kumari House: La casa de acogida

La casa de acogida fue el proyecto que inspiró el nacimiento de la fundación. Surgió para dar un hogar a niños de la calle, niños sin hogar, o que en su casa no puedan mantenerlos.

Actualmente en esta casa tenemos el despacho-consultorio, donde Nirika hace las funciones de contable de secretaria y atiende a las mujeres del barrio.

La cocina-comedor es el espacio más grande y preferido para recibir a las visitas que vienen de Europa, porque nos podemos reunir  hasta treinta personas alrededor de la mesa.

Normalmente, antes o después de visitar los proyectos, tomamos un té con especias típico de la casa y que nos dicen, gusta mucho.

Habitualmente empiezo preguntando – cual es tu nombre, y acto seguido qué haces en España -Esta era una costumbre de Vicente Ferrer que se nunca se me olvida, y siempre se aprende de las experiencias de otras personas y las experiencias de las personas que nos visitan nos pueden ayudar a entender algunas cosas que nunca antes hubiésemos imaginado.

Luego, mientras seguimos hablando, son las visitas las que nos preguntan. 

Os explico cuales son algunas de las preguntas que nos hacen más a menudo:

Nos preguntan si nuestra fundación es una fundación feminista, dado que el 90% de las ayudas se dirigen a niñas y a mujeres, – y mi respuesta es no, intentamos ayudar más a quienes más lo necesitan.

Lo que ocurre, es que en Asia, por muchos motivos son las niñas y mujeres las que necesitan más apoyo, pero también en las ayudas que se administran se incluyen a niños, no por ser niños o niñas, sino porque tengan más dificultades en la vida.

En estas ayudas damos prioridad a niños huérfanos, luego las viudas con hijos, después familias pobres. Actualmente, en general y en el barrio, entendemos que una familia es pobre cuando no tiene moto, porque al precio que anda la gasolina si viaja en transporte público o andan algunos días, pueden pagar perfectamente la escuela de sus hijos.

También nos preguntan cómo lo hacemos para seleccionar a las niñas que viven en la casa:

Y yo me río un poco y digo que hacemos un casting  y escogemos a las más guapas y de entre ellas a las más inteligentes. Pero la verdad es que no escogemos, sino que, digamos que la vida trae y lleva…  No salimos a buscarlas, todo se reduce a un encuentro causal.

Cada niña de Kuamri house tiene una historia y un por qué está en la casa. También ocurre que a veces las niñas están en la casa por unos años, mientras su familia se rehace o cambian las circunstancias y la niña puede regresar con su familia.

Este año seguramente algunas niñas regresarán a sus casas, otras seguirán y quizás también tendremos a otras niñas nuevas de familias pobres del barrio.

Manisha, Gomma, Urmila y Saraswaty este año terminan nivel 10.

La madre de Ishu se casó hace unos años y han progresado económicamente y ahora ya pueden tener a su hija en casa.

Otras niñas no tienen ni padre ni madre, como Rita, Prienka, Sanguina, Asmita y Susmita . o están abandonadas como Sumitra.  Esta niñas posiblemente serán las que seguirán adelante con Tdhf en Nepal. Pero hablar del futuro de las niñas es imaginar y hay que ir viendo qué quieren hacer en la vida.

Sintetizando, cada niña es distinta y tiene circunstancias distintas. No es igual una niña que no tiene a nadie, que una que tiene hermanos bien situados económicamente.

Pero esto es Nepal y sus tradiciones, y donde ser niña es harina de otro costal. Aunque oigo decir que las cosas están mejorando.

Si deseáis familiarizaros más con ellas podéis visitar la web, http://tdhf.ibernet.com/cast/kumar.htm , donde en la entrada de Kumari house podéis encontrar fotos de las niñas, del komedor y vídeos de Diantus muy informativos.

Anuncios
Deja un comentario »