Baithaka

Asociación sin ánimo de lucro

El “Efecto Baithaka”

Desde TDHF (Fundación para la Ayuda Directa en Nepal), Toni Aguilar, su presidente, nos envía esta nueva información:

Hola de nuevo, Namaste.

Parece que la tierra calma un poco y nos permite seguir trabajando.

Hoy os adjuntamos este informe que dibuja el estado actual de nuestro Barrio 18 y de la mayoría de Nepal como si fuese la época azul por el azul de los toldos.

Hacer clic aquí: http://tdhf.es/Documentos/Pal.pdf

Esperamos que os guste y muchas, muchas gracias por todo vuestro apoyo que además recibimos cargado de cariño y de buenas energías… y así seguimos adelante !! Hay mucho por hacer y se está haciendo.

Toni.”

Anuncios
Deja un comentario »

Gracias, gracias, gracias

La Asociación Baithaka, siguiendo en la línea de colaboración que mantenemos desde el año 2007 para ayudar a los proyectos que desarrolla en Nepal la Fundación Ayuda Directa (http://tdhf.ibernet.com/), este año habíamos pensado organizar un acto solidario para recaudar fondos.

Eva G., una amiga que estuvo con nosotros en Nepal en un viaje solidario, nos ofreció la colaboración altruista de su grupo de teatro El Gran Camaleón (https://www.facebook.com/ElGranCamaleon),  para representar la obra Los Pelópidas, de Jorge Llopis y dirigida por Miguel Escudero. Así que nos pusimos manos a la obra para buscar espacio y fecha en la que ellos pudieran actuar y, finalmente, se decidió el sábado 9 de mayo en el Centro Gallego de Madrid (http://www.centrogallegodemadrid.es/).

En el entretanto nos dan la gran noticia: Toni y Maya, de TDHF, van a venir desde Kathmandu a España a pasar unos días, y Toni nos escribe diciendo que van a poder estar con nosotros en Madrid para ver la obra, hablar sobre los proyectos y conocer a las personas asistentes. La ilusión que nos produjo la noticia fue tremenda, porque íbamos a poder contar con ellos “en directo” y, mucha gente, por fin, iba a poder conocerlos. Justo a los pocos días de estar en España ocurre el trágico suceso que todos conocemos y Maya y Toni tienen que partir con urgencia a Nepal para hacerse cargo de la situación tan catastrófica que allí encuentran, según nos informaron días más tarde.

En esta situación nos llamó mucha gente preguntando si se iba a seguir adelante con el evento, a lo que dijimos que sí, porque si antes tenía sentido la ayuda, ahora parecía poco menos que imprescindible.

El día 9 llego y pudimos realizar el evento. Qué decir tiene que para nosotros fue un éxito importante por la gran cantidad de gente que acudió y por la solidaridad mostrada, tanto de los que estaban allí, como de los que no pudieron ir pero que colaboraron, y los que aún siguen colaborando, a través de la Fila Cero (La  Caixa ES 53 2100-3363-14-2200112245 ).

Cabe hacer mención especial al Centro Gallego, ya que decidieron no recibir nada por el alquiler del local, de modo que esa cantidad también se sumó al total de las aportaciones.

Y además, por si fuera poco, tuvimos ayuda en todos los sentidos: para organizar, para dar entradas, para vender buttis e inciensos, jabones naturales y flores de lana, para grabar el acto, etc. Nos ofrecieron textos inmensos que pudimos leer al principio del acto. El propio autor del libro “El misterio de la Isla de los Rosetones” nos ofreció unos ejemplares que firmó a todas las personas que lo solicitaron.

Y finalmente, por supuesto, contamos con el grupo El Gran Camaleón, cuya actuación fue todo un ejemplo de profesionalidad y dedicación. A todos ellos y a todos vosotros… gracias, gracias y gracias

Informamos que el dinero recaudado ya está íntegro en Nepal y que ya están realizando las primeras acciones, empezando por cubrir las necesidades básicas de alimentación, sanidad, seguridad y reparaciones, mas concretamente os informamos que el dinero que estre todos hemos juntado se ha convertido ya en 100 sacos de arroz, enhorabuena!

Pero no nos olvidemos que lamentablemente esto no ha hecho más que comenzar… Nepal va a necesitar ayuda durante mucho tiempo y tenemos que estar atentos a ello. Debemos, creemos que debemos, seguir apoyándoles, porque los que hemos tenido la suerte de conocer al pueblo nepalí, sabemos que les debemos mucho, porque nos han dado más de lo que nosotros, nunca, podremos darles.

A continuación os dejamos con algunas fotos del sábado 9, también el texto que se leyó al inicio de evento a modo de homenaje y una carta que nos envió Toni ese mismo día por la mañana. Disfrutemos todos de nuevo de estas bellas palabras y ya sabéis… Adelante Nepal!

1   2 3   4

No hay vida alejados del corazón.                                                               (Swaranita)

A veces nuestros corazones se van cerrando y se congelan ante la barbarie informativa: muerte, hambre, dolor y destrucción que  a cada segundo se genera en todos los rincones del planeta. A veces habita la vida, la paz y alegría a los que viajan a otros reinos. Un corazón abierto es habitado por el instante eterno,  es ilimitado y no lo dicta el tiempo ni el espacio. Y un dolor sucediendo a miles de millas de distancia es vivido como un profundo dolor en tu propio pecho y garganta.

No son menos muertos los que se ahogan en las frías aguas, que quienes se estrellan frente a las nevadas montañas, o los que sienten la tierra resquebrajarse a sus pies, o que ven devoradas sus casas por océanos de lava, que quienes tienen su corazón cerrado y anclado en el reino de la materia.

 Vivimos en la dualidad, en la de la rueda de la vida placer/dolor, entre Oriente/Occidente, entre tercer mundo/y la economía del bienestar, entre la materia y el espíritu, entre un credo o color de piel y otro, entre la riqueza y la pobreza … La dualidad la alimentamos todos con cada estilo de vida, elección, emoción, pensamiento y creencia alejada del amor y de la fuente.

 Muchos han podido vivir Nepal antes que el llanto de la madre tierra y su rugido todo lo acallara.  El caos, los rituales, el ruido del tráfico, los mercados, las velas, las sonrisas de los niños, la pobreza, la vida brillando en los ojos azabache,  la solidaridad,  los templos y el olor a incienso, valles verdes y montañas nevadas. Un crujido y unos segundos a la casi máxima escala y todo desapareció.

 La tierra está viva  genera movimientos que son parte del cambio de frecuencia del planeta. Y nosotros afectamos a ese campo con nuestro nivel de conciencia. Cada vez que generamos odio, rabia o tristeza, la tierra ruge, escupe lava o ahoga con sus aguas. Nuestra misión es aprender a escuchar a la tierra y a nuestros corazones, equilibrar esa energía al enviar amor y luz a quienes están sufriendo. Estos grandes y bruscos giros en la energía pueden ser sostenidos y equilibrados si estamos en nuestro centro y desde el ritmo de nuestro corazón expandido.

 Muchas culturas ancestrales tienen un mismo saludo para el hola y el adiós, el ALO HA (aloja), el AHO (ajú), el NAMASTE TASHI DELEK… todas llevan a reconocer al otro en ti, nuestra divinidad, al SOMOS UNO: “El ser que habita en mi honra al que habita en ti, os deseo lo mejor, que las condiciones sean buenas y auspiciosas, que podáis elevaros a las alturas”.

El Om Mani Padme Hum suena ahora como un susurro, como un llanto interno… miles de vidas no han sido malogradas, si con ello se ha conseguido despertar nuestros corazones. Si ese tránsito del reino de la dualidad y los apegos nos lleva a todos a la Unidad y a la impermanencia de lo eterno… podremos cantar OM ,ANI PADME HUM aquí en la tierra y allá en el cielo.

Carta desde Kathmandu

Namaste,

Muchos de los que estamos aquí esta tarde conocemos Nepal, amamos Nepal y a sus gentes y este es uno de los motivos que nos une.

Ahora medio Nepal está en ruinas, pero la gente de Nepal es fuerte y Nepal se levantará otra vez porque sus gentes saben subir montañas cargados de peso, saben lo que son las dificultades, y saben llegar a las cimas más altas y no solamente una vez.

Hoy teníamos previsto estar con vosotros disfrutando de esta obra de Jorge Llopis, y dirigida por Miguel Escudero y representada por un equipo de buenos actores y actrices a los que quiero agradecer muy especialmente que hoy estén dando lo máximo de sí, … y es que hay algo que no sabéis de mi vida.

Prácticamente nací entre camerinos… mi abuelo Luis, que era Catalán y mi abuela Gloria que era de Madrid crearon una pequeña compañía de teatro en Barcelona a la que llamaron Club María Guerrero…bueno, era una compañía muy sencilla y familiar donde a veces teníamos el honor de que actuase José María Cafarel, o Joan Camprubí como estrellas invitadas.

Yo tenía entonces tres años o quizás más, cuando empecé a entender que para que una obra salga bien hay que ensayar, y como que nuestro teatro familiar no daba como para comer, se tenía que trabajar durante el día, estudiarse el papel entre horas y ensayar por las noches. Supongo que las cosas no han cambiado mucho desde entonces.

Os digo esto para que deis un fuerte aplauso a este grupo… un aplauso muy fuerte reconociendo su esfuerzo de tantas horas dedicadas para este momento solidario… y que este aplauso también incluya a la gente que con nuestro apoyo levantará Nepal.

Me hubiese gustado mucho veros a los que ya nos conocemos y conocer a tantos amigos nuevos que estáis en Madrid, pero esta vez no ha podido ser. Disculpadme.

Gracias a todos por apoyar, por empujar el carro, porque me llegan vuestras energías y oraciones que me dicen cada día: Venga Toni, adelante …!! Y que hoy traduzco como un: Adelante Nepal,…siempre adelante ¡!

Toni

9 de mayo de 2015

Deja un comentario »